SIN CONTACTO, Y, SIN EMBARGO, CONMUEVE:

GRIFERÍAS ELECTRÓNICAS DE HANSA

Las griferías electrónicas de HANSA logran algo que parecía imposible: combinar un diseño atractivo y la calidad más exigente con un manejo y un cuidado muy sencillos y prácticos y con unos materiales que soportan las condiciones más duras y apenas precisan mantenimiento.

Así, no es de extrañar que las encontremos a menudo en edificios con los más elevados requisitos arquitectónicos, como son, por ejemplo, hoteles y restaurantes, o aeropuertos, centros de congresos y zonas VIP.

zurück zu Sector Público